La innovación sin branding sirve de poco

Posted by Mònica Carbonell | No Tags | Uncategorized

 

He visto con demasiada frecuencia como ideas innovadoras que solucionan un problema del consumidor son copiadas en tiempo récord.

No creo que os descubro nada. Podríamos enumerar una larga lista de innovaciones en modelo de negocio, en producto, servicio o incluso en diseño y packaging que son rápidamente incorporadas por la competencia o por una nueva empresa que sale al mercado ofreciendo lo mismo.

Las ideas innovadoras son frágiles. Si queremos convertirlas en un activo de valor para la empresa necesitamos capitalizarlas y hacer de ellas una diferencia visible para nuestros clientes. Sino simplemente innovamos para la categoría.

Recuerdo una conversación que tuve hace un par de años con un cliente. Me decía que su empresa tenía una cultura de innovación fuerte. Me citó todas las innovaciones en producto que había hecho en los últimos cinco años y era verdaderamente admirable.

Me dijo, el problema es que no se conoce y lo peor es que nos copian marcas blancas y lo venden a un precio mucho más bajo, con lo que se hace difícil competir. Una pena desde luego, sabiendo todo el esfuerzo e inversión que requiere un proceso de innovación para una empresa, que se pierda ese valor tan rápido.

Sin una marca sólida la innovación es realmente frágil. Marca e innovación deben ir estrechamente ligados si queremos crear valor sostenible para la empresa y hacerlo crecer en el tiempo.

 

 

 


No Comments

Comments are closed.